martes, 13 de noviembre de 2012

Incontinencia urinaria en los hombres

nt.write(include); // -->












Generalidades del tema

¿Qué es la incontinencia urinaria en los hombres?

La incontinencia urinaria es la emisión accidental de la orina. No es una enfermedad. Es un síntoma de un problema en el tracto urinario de un hombre.




La orina se produce en los riñones y se almacena en un saco muscular que se llama vejiga urinaria. Un tubo llamado la uretra se extiende desde la vejiga a través de la próstata y el pene hacia el exterior del cuerpo. Alrededor de este conducto hay un anillo de músculos que se llama esfínter urinario. A medida que la vejiga se llena de orina, las señales nerviosas ordenan al esfínter que se contraiga para mantenerse cerrado mientras que la vejiga permanece relajada. Los nervios y los músculos trabajan juntos para evitar que la pérdida de orina gotee hacia el exterior del cuerpo.





Cuando usted tiene que orinar, las señales nerviosas ordenan a los músculos de las paredes de la vejiga que se contraigan. Esto hace que la orina salga de la vejiga e ingrese en la uretra. Al mismo tiempo que la vejiga se contrae, la uretra se relaja. Esto permite que la orina pase a través de la uretra hacia el exterior del cuerpo.




La incontinencia puede suceder por varios motivos:

Si la vejiga se contrae en el momento equivocado, o si se contrae con demasiada fuerza, es posible que ocurra una pérdida de orina.
Si los músculos alrededor de la uretra están dañados o débiles, puede ocurrir una pérdida de orina, incluso si usted no tiene problemas con la constricción de la vejiga en el momento equivocado.
También puede tener incontinencia si la vejiga no se vacía cuando debería. Esto deja demasiada orina en la vejiga. Si la vejiga se llena demasiado, tendrá una pérdida de orina sin que usted lo desee.
Si hay algo que le obstruye la uretra, la orina puede acumularse en la vejiga y causar una pérdida.
La incontinencia urinaria sucede más a menudo en hombres mayores que en hombres jóvenes, pero no es simplemente una parte normal del envejecimiento.

¿Cuáles son los diferentes tipos de incontinencia urinaria?



La incontinencia urinaria puede ser a corto plazo o a largo plazo (crónica). La incontinencia a corto plazo a menudo es causada por otros problemas de salud o tratamientos. Este tema trata acerca de los diferentes tipos de incontinencia urinaria crónica:

La incontinencia de esfuerzo sucede cuando usted estornuda, tose, se ríe, levanta objetos o realiza algo que implica un esfuerzo o una distensión de la vejiga y ocurre una pérdida de orina.
La incontinencia de urgencia es una necesidad urgente de orinar que es tan fuerte que no puede llegar al baño a tiempo. También sucede cuando la vejiga se contrae cuando no debería hacerlo. Esto puede suceder incluso cuando sólo tiene una pequeña cantidad de orina en la vejiga. La vejiga hiperactiva es un tipo de incontinencia de urgencia. Pero no todas las personas con vejiga hiperactiva tienen pérdida de orina.
La incontinencia por rebosamiento sucede cuando la vejiga no se vacía como debería y luego gotea orina. Esto sucede cuando los músculos de la vejiga están débiles o cuando la uretra se obstruye. Estas obstrucciones pueden relacionarse con un agrandamiento de la próstata o con un estrechamiento de la uretra.
La incontinencia total sucede cuando usted tiene una pérdida permanente de orina. Sucede cuando el músculo esfínter deja de funcionar.
La incontinencia funcional es poco común. Sucede cuando usted no puede llegar al baño a tiempo para orinar. Por lo general, esto ocurre debido a que algo se interpuso en su camino o no puede caminar hasta allí por su propia cuenta.
¿Cuál es la causa de la incontinencia urinaria en los hombres?

Los diferentes tipos de incontinencia tienen diferentes causas.




La incontinencia de esfuerzo puede suceder cuando se extirpa la próstata. Si se dañaron los nervios o el esfínter, la parte inferior de la vejiga podría no tener el apoyo suficiente. Por lo tanto, mantener la orina en la vejiga depende únicamente del esfínter. El esfínter podría ser demasiado débil para retener la orina. Cualquier presión adicional por estornudar, toser o hacer un esfuerzo puede causar una pérdida de orina.
La incontinencia de urgencia es causada porque los músculos de la vejiga se contraen tan fuerte que el esfínter no puede retener la orina. Esto causa una necesidad urgente y muy fuerte de orinar. Los médicos no saben por qué sucede esto. Pero a veces puede ser causado por otros problemas urinarios.
La incontinencia por rebosamiento puede ser causada por algo que obstruye la uretra, lo que provoca que la orina se acumule en la vejiga. A menudo, esto es causado por un agrandamiento de la próstata o un estrechamiento de la uretra. Con el tiempo, la vejiga se llena tanto que la presión se acumula y hace que la orina adicional atraviese la obstrucción y salga de la vejiga. La incontinencia por rebosamiento también podría suceder debido al debilitamiento de los músculos de la vejiga.
En los hombres, la incontinencia a menudo se relaciona con problemas o tratamientos asociados con la próstata.

Beber alcohol puede empeorar la incontinencia urinaria. Tomar medicamentos recetados o de venta libre, como diuréticos, antidepresivos, sedantes, narcóticos o medicamentos de venta libre para el resfriado o para hacer dieta, también puede afectar sus síntomas.

¿Cuáles son los síntomas?

La señal más común de incontinencia urinaria es la pérdida de orina por la vejiga. Otras señales dependerán del tipo de incontinencia urinaria que usted tenga.

Incontinencia de esfuerzo: Usted evacúa una pequeña cantidad de orina cuando tose, hace algún esfuerzo, levanta algo o cambia de posición.
Incontinencia de urgencia: La necesidad de orinar es tan fuerte que no puede llegar al baño a tiempo.
Incontinencia por rebosamiento: Usted tiene la necesidad urgente de orinar, pero sólo puede evacuar una pequeña cantidad. Y no puede controlar el goteo posmiccional constante de orina.
¿Cómo se diagnostica la incontinencia urinaria en los hombres?

Su médico realizará un examen físico, hará preguntas acerca de sus síntomas y sus antecedentes de salud y le hará un análisis de orina. A menudo, esto es suficiente para ayudar al médico a encontrar la causa de la incontinencia. Es posible que necesite otras pruebas si la incontinencia es causada por más de un problema o si la causa no está clara.

¿Cómo se trata?

Los tratamientos son diferentes para cada persona. Dependen del tipo de incontinencia que usted tenga y cuánto afecta su vida. Una vez que su médico sepa la causa de la incontinencia, su tratamiento podría incluir medicamentos, ejercicios sencillos o ambos. Algunos hombres necesitan cirugía, pero la mayoría no.

También hay algunas medidas que puede tomar en el hogar. En muchos casos, estos cambios en el estilo de vida pueden ser suficientes para controlar la incontinencia.

Reduzca el consumo de bebidas con cafeína, como café y té. También reduzca el consumo de bebidas efervescentes como las sodas. Y no beba más de una bebida alcohólica al día.
Coma alimentos altos en fibra para ayudar a evitar el estreñimiento.
No fume. Si necesita ayuda para dejar de usar tabaco, hable con su médico sobre los programas y medicamentos para dejar de usarlo. Estos pueden aumentar sus probabilidades de dejar el hábito para siempre.
Mantenga un peso saludable.
Intente ejercicios sencillos para el piso pélvico, como ejercicios de Kegel.
Vaya al baño varias veces al día y use ropa que se pueda quitar fácilmente. Mantenga el camino hacia el baño lo más despejado y corto que pueda.
Cuando orine, practique el vaciado doble. Esto significa orinar lo más que pueda, relajarse por un momento, y luego orinar nuevamente.
Lleve un registro de sus síntomas y de sus evacuaciones accidentales de orina con un diario de la vejiga (¿Qué es un documento PDF ?). Esto les ayuda a usted y su médico a encontrar el mejor tratamiento para usted.
Si tiene síntomas de incontinencia urinaria, no sienta vergüenza de informar a su médico. La mayoría de las personas con incontinencia pueden recibir ayuda o curarse.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico realizará la historia médica y hará un examen físico, enfocándose en el abdomen, los genitales, la pelvis, el recto y el sistema neurológico.

Las preguntas para realizar la documentación de la historia médica pueden ser, entre otras:

¿Por cuánto tiempo ha sido la incontinencia un problema?
¿Cuántas veces al día ocurre?
¿Se tiene conciencia de la necesidad de orinar antes de tener fugas?
¿Se está inmediatamente consciente de que se está orinando?
¿Se está mojado la mayor parte del día?
¿Se usan pañales para evitar accidentes? ¿Ocasionalmente? ¿Todo el tiempo?
¿Se evitan situaciones sociales para prevenir accidentes?
¿Hay una infección del tracto urinario ahora? ¿Hay antecedentes?
¿Es más difícil controlar la orina cuando se tose, estornuda, esfuerza o ríe?
¿Es más difícil controlar la orina cuando se está corriendo, saltando o caminado?
¿Es la incontinencia peor al estar sentado o parado?
¿Se sufre de estreñimiento? ¿Hace cuánto tiempo?
¿Hay algo que se pueda hacer para reducir o evitar los accidentes?
¿Se ha recibido tratamiento para esta condición antes? ¿Sirvió?
¿Se ha intentado hacer ejercicios del suelo pélvico (Kegel)? ¿Sirvieron?
¿Qué procedimientos o cirugías se han tenido? ¿Qué lesiones se han sufrido?
¿Se toma café? ¿Cuánto?
¿Se ingiere alcohol? ¿Cuánto?
¿Se fuma? ¿Cuántos cigarrillos al día?
¿Se tiene diabetes o hay antecedentes de diabetes en la familia?
¿Hay otros síntomas presentes?
Los exámenes de diagnóstico que pueden realizarse son:

Análisis de orina
Cultivo de orina para verificar si hay infecciones
Cistoscopia (inspección del interior de la vejiga)
Estudios urodinámicos (pruebas para medir la presión y flujo de la orina)
Uroflujo (para medir el patrón de flujo de la orina)
Residuo pos-evacuación (RPE) para medir la cantidad de orina luego de la micción
Se pueden realizar otras pruebas para descartar una debilidad pélvica como causa de la incontinencia. Una de esas pruebas es la denominada prueba del hisopo o Q-tip, en la que se miden los cambios en el ángulo de la uretra cuando está en reposo y cuando hace esfuerzo. Si el cambio de ángulo es mayor a los 30° significa que hay una debilidad significativa en los músculos y tendones que sostienen la vejiga.







femondoetus se va hacer pipi

1 comentarios:

  1. los invitamos a saber mas en http://feelgoodmujer.blogspot.com.ar/search/label/Uroginecolog%C3%ADa

    ResponderEliminar